DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA DEL IES "Antonio Mª Calero" de Pozoblanco (CÓRDOBA) ESPAÑA

BLOG DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS



VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS

VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS
Semana de la Ciencia 2015

Páginas vistas en total

miércoles, 3 de octubre de 2012

Carta de la Real Sociedad Española de Física


“No es en la universidad donde se libran las más decisivas batallas contra la barbarie y el vacío, sino en la educación secundaria… mediante la falsa democracia de la mediocridad matamos en los niños la posibilidad de sobrepasar sus limitaciones sociales, domésticas, personales,… El profesor debe sacar al alumno de su mundo, tirar de él, llevarle a donde no habría llegado nunca sin su ayuda… En la universidad ya es demasiado tarde, la batalla esencial está perdida”



POR LA IMPORTANCIA DEL DOCUMENTO REPRODUCIMOS EN SU INTEGRIDAD LA

Carta de la RSEF al Ministro de Educación, Cultura y Deporte sobre la situación de la Enseñanza de la Física en España

·                           PDF

Excmo. Sr. D. José Ignacio Wert
Ministro de Educación, Cultura y Deporte

En el proceso actual de remodelación de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato, la Real Sociedad Española de Física considera su deber informar sobre la deficiente preparación en Física que se viene observando en los últimos años en los estudiantes que acceden a los estudios superiores.
En todos los países desarrollados se considera que la formación científica y técnica es esencial para el progreso y la riqueza de la sociedad, y debemos recordar que la Física es una disciplina básica imprescindible para todos los estudios universitarios de carácter científico y tecnológico. Así mismo, resulta muy necesaria en otras disciplinas como, por ejemplo, las relacionadas con las Ciencias de la Salud, de importancia primordial en la vida humana, y en las que un profesional del siglo XXI maneja técnicas de diagnóstico y tratamiento basadas en principios físicos: RMN, TAC, PET, etc., que debería conocer aunque fuera de forma elemental.
Con la llegada de la globalización económica, la única posibilidad que tenemos para competir con los países con bajos costes laborales radica, precisamente, en la formación de buenos profesionales en los sectores de ciencia y tecnologías avanzadas, que nos permita competir con una mayor calidad de bienes y servicios. La formación de buenos científicos, ingenieros y docentes de enseñanza media y superior resulta imprescindible para asegurar el bienestar de nuestra sociedad en el contexto de la globalización.
El éxito de esta labor depende en gran medida de la formación inicial con la que los estudiantes acceden a los estudios superiores. Esto es de suma importancia y no se puede solucionar adaptándose a ello solamente en las universidades; en primer lugar, porque si no se despiertan las vocaciones mediante una buena formación en la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato, nunca habrá un número razonable de estudiantes de ciencias e ingenierías. Y en segundo lugar, porque la mayoría de los alumnos de ciencias, y especialmente los de física e ingenierías, encuentra una gran dificultad en seguir y asimilar las enseñanzas de los primeros cursos, lo cual da lugar a un excesivo grado de fracaso y abandono de estos estudios. Esta situación se ha venido agravando en los últimos años y se ha observado un creciente desnivel entre la formación real de los alumnos y la esperada por tener acreditados sus estudios de Bachillerato.
La Real Sociedad Española de Física avala la declaración de la Conferencia de Decanos de Física, del 15 de junio de 2005, sobre la Enseñanza de la Física en la Educación Secundaria en España y considera que el origen de este problema radica, fundamentalmente, en la estructura actual de la enseñanza de la Física en la Educación Secundaria Obligatoria y en el Bachillerato, que adolece de diversos defectos, entre los cuales cabe destacar:
·                    La escasez de horas dedicadas a la enseñanza de las asignaturas de ciencias en relación con los sistemas educativos anteriores a la LOGSE.
·                    El enfoque dado a las materias de ciencias (Biología, Geología, Física y Química) en 1º y 2º de la ESO, con una orientación de ciencia integrada de corte anglosajón, que ha fracasado tanto en España como en otros países europeos, sobre todo por la falta de formación de profesorado en esa concepción o visión de la ciencia, y que ha hecho que los contenidos de Física y Química se hayan impartido por profesorado (de Biología y Geología) ajeno a estas disciplinas; pero lo más grave es que se ha desplazado a los profesionales de Física y Química de la supervisión, programación e impartición de sus materias en estos cursos de la ESO.
·                    La falta de continuidad en el aprendizaje de la Física durante la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato.
·                    El tradicional defecto estructural de impartir en España la Física y la Química como una misma asignatura hasta el último curso del Bachillerato.
·                    La deficiente (o inexistente) preparación experimental que reciben los alumnos comparada con la de sus compañeros de otros países europeos, que repercute en un escaso interés por los estudios científicos y tecnológicos.
Estos y otros aspectos negativos para la Física han sido también señalados anteriormente en otros informes. Véase, por ejemplo, el Informe de la Ponencia del Senado sobre la situación de la enseñanza secundaria (B. O. C. G. de 22 de mayo de 2003, pág. 68-71).

Para mejorar las deficiencias señaladas, se proponen las siguientes medidas:


1.              Modificar los currículos de Ciencias de la Naturaleza en los dos primeros cursos de la ESO, haciendo que en 1º de la ESO se estudien los contenidos de Biología y Geología y en 2º de la ESO los contenidos de Física y Química, asignando estos últimos al Departamento de Física y Química.
2.              En 3º de la ESO se proponen dos asignaturas, Física-Química y Biología-Geología, con un planteamiento que podría aproximarse al que corresponde actualmente a la asignatura Ciencias para el Mundo Contemporáneo (que tendría que desaparecer), y deberían tener carácter troncal en el itinerario de enseñanzas académicas y carácter optativo en el de enseñanzas aplicadas, además de disponer de 3 horas semanales cada una de ellas. Este enfoque, eminentemente de alfabetización científica, permitiría asegurar a los futuros ciudadanos una formación científica de interés para la vida real.
Hay que tener en cuenta que en dicho curso se celebran las pruebas PISA y que en ellas los conceptos de ciencias tienen gran importancia.
3.              Introducir la obligatoriedad de cursar la asignatura Física y Química en 4º de la ESO, con 5 h semanales para los alumnos que sigan el itinerario de enseñanzas académicas, y plantearla con carácter optativo y 3 h semanales en el de enseñanzas aplicadas.
Tanto en uno como en otro caso, es necesario elaborar un programa de actividades prácticas básicas de laboratorio y experiencias científicas ilustrativas, coherente con los contenidos y al hilo de ellos, para que apoye la metodología que debiera seguir la asignatura, centrada fundamentalmente en el quehacer del alumno, en la indagación a través de pequeñas investigaciones y en la adquisición de información utilizando las TIC. Se reservaría una hora semanal a la realización de dichas actividades prácticas.
4.              En los currículos de 1º y de 2º de Bachillerato vía Ciencias e Ingeniería, se incluirían las asignaturas de Física y de Química como asignaturas diferenciadas, coordinando sus contenidos, siendo ambas obligatorias y con una carga lectiva de 4 h semanales por curso.
5.              En los currículos de 1º y de 2º de Bachillerato, vía Ciencias de la Salud, se incluirían también las asignaturas de Física y de Química como asignaturas distintas, aunque convendría que los contenidos se diferenciaran de los de la vía de Ciencias e Ingeniería, centrándose más en temas de la Física y la Química relacionados directamente con la Biología y la Medicina. Serían asignaturas obligatorias y su carga lectiva podría ser de 3 h semanales por curso.
Una opción alternativa a lo anterior, en esta vía de Ciencias de la Salud, sería una única asignatura de Física y Química, obligatoria tanto en 1º como en 2º de Bachillerato, con un planteamiento similar al esbozado anteriormente y una carga lectiva de 5 h semanales.
6.              Consideramos que el trabajo experimental debe tener carácter obligatorio e incluirse en el currículo explícitamente, reservándose una hora semanal tanto para la asignatura de Física como para la de Química, en los dos cursos de Bachillerato de la vía de Ciencias e Ingeniería.
Para la vía de Ciencias de la Salud, con las asignaturas de Física y Química separadas y 3 h semanales cada una, se propone 1 h de actividades prácticas de laboratorio y de experiencias divulgativas por cada 4 h lectivas. Si se mantuvieran como una única asignatura, se sugiere 1 h semanal.
A todo ello, habría que añadir un Trabajo de Investigación único de Final de Bachillerato, con una contribución específica en la Evaluación final del alumnado, tal y como se viene haciendo en Cataluña o en los estudios de Bachillerato Internacional.
7.              Cuidar la coordinación con las asignaturas de Matemáticas, con objeto de asegurar que el alumno maneja con cierta soltura los prerrequisitos matemáticos imprescindibles para comprender los desarrollos que necesariamente deben manejarse en las asignaturas de Física y Química.
8.              Armonizar el tiempo disponible en cada asignatura con la extensión del programa correspondiente, con objeto de que se puedan asimilar los conceptos básicos adecuadamente y se aprenda a resolver problemas y a manejar con seguridad las técnicas propias de la Física. En la situación actual ocurre todo lo contrario, y ello conduce a una sensación de frustración y al rechazo de la Física, ya que se crea la falsa impresión de que es una asignatura difícil, por no decir imposible, de comprender.
9.              Es cierto que en los bachilleratos de excelencia o en el Bachillerato Internacional, que se imparten en un reducido número de centros escolares, se tienen bastante en cuenta estas mejoras solicitadas, pero hay que darse cuenta de que son bachilleratos minoritarios y que se debe legislar teniendo en cuenta la generalidad de la población escolar, con unos planteamientos que, aunque no sean tan ambiciosos como los de esos dos bachilleratos minoritarios, sean abordables y generalizables para el resto de la población escolar. 
Resulta claro que la inclusión de estos puntos en la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa perfeccionaría sustancialmente la formación de nuestros estudiantes y los acercaría al nivel necesario para afrontar con éxito la llegada a la Universidad, y la adquisición de las necesarias habilidades y competencias dentro del proceso educativo de convergencia europea y de la imparable globalización que se está extendiendo en todos los ámbitos al mundo entero.
Desde la Real Sociedad Española de Física se quiere señalar explícitamente que la mejora que se solicita en la formación científica de los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, debe procurar hacerse sin  detrimento alguno en su formación en las materias tradicionalmente denominadas humanísticas, pero sí requiere inexorablemente una reorganización de itinerarios/vías y contenidos.
Por último, conviene no olvidar lo que expresa George Steiner, premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2001, en Elogio de la transmisión, texto en común con C. Ladjali:
“No es en la universidad donde se libran las más decisivas batallas contra la barbarie y el vacío, sino en la educación secundaria… mediante la falsa democracia de la mediocridad matamos en los niños la posibilidad de sobrepasar sus limitaciones sociales, domésticas, personales,… El profesor debe sacar al alumno de su mundo, tirar de él, llevarle a donde no habría llegado nunca sin su ayuda… En la universidad ya es demasiado tarde, la batalla esencial está perdida”
Madrid, catorce de septiembre de dos mil doce.

LA PRESIDENTA DE LA REAL SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FÍSICA
Fdo.: María del Rosario Heras Celemín





No hay comentarios: