DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA DEL IES "Antonio Mª Calero" de Pozoblanco (CÓRDOBA) ESPAÑA

BLOG DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS



VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS

VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS
Semana de la Ciencia 2015

Páginas vistas en total

lunes, 16 de julio de 2012

Recordando el Paseo por la Ciencia 2012


Por quinto año consecutivo, el equipo del IES “Antonio María Calero” de Pozoblanco ha participado en el “Paseo por la Ciencia” en Córdoba con gran afluencia de público de todas las edades.
El grupo estaba compuesto por 21 alumnos/as, acompañados por D. Antonio J. Tamajón, y ocupó el stand n.º 7 de la sala “Victoria” donde realizamos más de 30 experiencias de “Física Divertida” para todos los públicos.


 Bajo el lema:
"Al carro de la Cultura Española le falta la rueda de la Ciencia", los centros de la provincia de Córdoba hemos celebrado esta fiesta de la Ciencia en la que este año han participado las autoridades educativas y políticas de la provincia de Córdoba.


Todo organizado por la asociación “Profesorado de Córdoba por la Cultura Científica” que nace en mayo del 2005 ante el escaso protagonismo que las materias científicas tienen en el sistema educativo español.
Este colectivo engloba a profesores/as de Física, Química, Biología y Geología de Educación Secundaria, Primaria y Universidad.
El objetivo a conseguir es potenciar la Cultura Científica, tanto en el ámbito de la educación, como en la sociedad.

 Como en años anteriores, hemos llevado la Ciencia a la calle, mediante la realización de experiencias por parte del alumnado y del profesorado. De esta forma queremos reivindicar una mejora de las enseñanzas científicas en nuestras escuelas e institutos y, además, mostrar a toda la ciudadanía que la Ciencia forma parte de la Cultura y está al alcance de todos/as.

Nuestros alumnos comentan:



 “El poder compartir con los demás nuestros experimentos y explicarlos fue una de las cosas que más me gustó.
Me siento muy afortunada de haber podido ir al “Paseo por la Ciencia” ya que ha sido una experiencia inolvidable porque al mismo tiempo que estábamos aprendiendo, nos hemos divertido.
(Andra Ana María Taleanu)



 “Lo que más me gustó sin duda fue explicarle a los niños y niñas y ver sus caras cuando le hacía los experimentos y te preguntaban por qué pasaba eso, o incluso otros que antes de que se lo explicaras ya te decían ellos el porqué sucedía…
Me encantó el Paseo por la Ciencia, me lo pasé genial tanto explicando a los niños y niñas como a los mayores y también viendo los experimentos de otros institutos, fue un día inolvidable que volvería a repetir sin duda”.
(Isabel M.ª Álvarez Rossi) 
 “Fue un día en el que todos disfrutamos descubriendo, aprendiendo y sorprendiendo tanto a pequeños como a mayores. Nuestro equipo realizó experiencias de todo tipo, desde robots informáticos, inercia en pelotas de tenis, centros de gravedad que asombran y efectos ópticos, hasta agua que no cae por la presión atmosférica, reglas equilibristas por la fuerza de rozamiento…
A pesar del agotamiento y el cansancio al final del día, fue una experiencia increíble que mereció la pena. Personalmente, una de las cosas que más me gustaron fueron las experiencias con los niños y niñas, ver sus caras de asombro al colocarles un equitrón equilibrista en sus dedos o el empeño que ponían al practicar los experimentos de la inercia…
Era muy divertido ver esas caras de asombro, el que te pidiesen un porqué y el que muchos de ellos dieran respuestas bastante cercanas a la explicación científica.
Me tocó explicar el experimento del radiómetro a una niña de unos 7 años que se quedó mirando fijamente las aspas girar y me dijo que si podía explicárselo. Cuando respondí a su pregunta me pidió que me echase una foto con ella junto con el experimento para enseñarle a su profesora que lo había entendido y mostrarle quién se lo había enseñado.
Sinceramente, me ha sorprendido que esta actividad fuese tan divertida, que me gustase tanto el contacto con la gente y el ser capaz de enseñar yo todo lo que había aprendido…”
(Alba Fernández Blanco) 
 “Me he dado cuenta de que la física es divertida, puede llegar a ser muy amena, siempre que haya un buen profesor, que le encante su asignatura y sepa transmitírsela a sus alumnos con la misma pasión que él la vive.
En el Paseo por la Ciencia me di cuenta de que con solo unos materiales sencillos, podemos llegar a hacer experimentos muy interesantes donde se observa fácilmente las teorías explicadas en el Instituto.
Para mí esta actividad ha sido muy satisfactoria y la volvería a repetir.
He sentido una gratificación personal, al explicar varios experimentos y ver a los niños y mayores escuchándome y sorprenderse al contemplar los experimentos. La cara de los niños y mayores se me ha quedado grabada y el interés que les despertaba, parecía que estaban viendo magia.
En una palabra me ha resultado: INCREIBLE”
(Mírian Fernández Gómez) 
 “En una ocasión le explicamos a un espectador el efecto estroboscópico, se veía que estaba muy interesado en el tema porque estaba muy atento, al finalizar el experimento, él nos dijo que era profesor de física, y que lo habíamos hecho y explicado muy bien, por tanto, quedamos contentos…
La valoración de este día fue genial, ya que además de aprender mucho nos lo pasamos muy bien y la conclusión de este día, es que la física es divertida…”
(Francisco José Ramírez Castro) 
“Fue un día genial que recordaré siempre. Este “Paseo por la Ciencia” nos ayudó a perder la vergüenza al hablar en público, además de aprender infinidad de conceptos nuevos de algunas modalidades científicas como física, química o biología…” 
(Julia Romero)


 “Como anécdota, puedo contaros que cuando acabé un experimento que le había enseñado a unos chicos pequeños y les pregunté el porqué de lo que sucedía en el experimento, supieron contestarme lo que realmente pasaba con facilidad y fueron ellos mismos los que les explicaron al resto de estudiantes el fundamento físico de dicho experimento…
En otra ocasión, mientras una chica me estaba mostrando un experimento relacionado con el calor, sin querer prendió fuego a un papel y al intentar apagarlo se quemó algunos pelos pero afortunadamente todo quedó en un simple susto.
En el autobús estuvimos comentando todo lo que habíamos aprendido con respecto a los nuevos experimentos que habíamos visto.
Tras llegar a casa yo me quedé muy contento por lo que he aprendido y por toda la gente a la que he conocido y aunque llegué muy cansado a mi casa, realmente mereció la pena asistir a este evento…”
(Juan Manuel Bravo Muñoz)
 “A las once en punto empezó el Paseo con unos discursos de las autoridades un poco aburridos y dos presentaciones, una de ellas realizada por nuestro equipo en la que participé junto a mi compañero Juan Gómez y D. Antonio Tamajón y nos tocó realizar el experimento sobre la presión hidrostática y atmosférica…
Mientras realizaba la experiencia, los nervios dominaron mis movimientos. Pero al final supe superar mi miedo escénico y el experimento salió a las mil maravillas…
Otra anécdota fue la perseverancia de un chico de unos nueve o diez años que se quedó fascinado con mi experimento (el de la bola terrestre) y estuvo casi media hora intentando colocar de forma correcta la bola para que se mantuviera levitando.
También me gustaron los globos de helio que regalaban que nos hicieron pasar un buen rato.
El Paseo por la Ciencia fue una experiencia de lo más enriquecedora porque aprendí mucha física y en lo personal porque me quedé con la sensación de que las generaciones venideras a la mía vienen pisando muy fuerte…
(Javier Fernández Rubio)


“Para muchos de nosotros fue todo un reto debido a que  memorizar tantas experiencias físicas resulta un  tanto complicado pero tras un esfuerzo todos supimos defender nuestros experimentos y poder explicarlos sin ninguna dificultad.
Como anécdotas, me cabe mencionar cuando una niña muy pequeñita que tan solo tendría cuatro años vino a uno de los experimentos que yo realicé y su madre me pidió que se lo mostrara, la niña asombrada contemplaba fijamente lo que realicé y después de explicárselo sin que me entendiera una palabra la niña me miró y me sonrió como si me hubiera entendido y me pidió si podía ella hacerlo y yo por supuesto acepté.
Observé cómo niños mucho más pequeños que yo eran capaces de explicar nuestros experimentos sin ningún problema algo que me asombraba muchísimo porque yo con su edad ni siquiera sabía lo que significaban todos esos términos propios de la física…
Como opinión personal, pienso que este día ha sido muy interesante e inolvidable para mí, no solo por el día de convivencia que pasé con mis compañeros si no también por todo lo que aprendí de la física, cosas que comúnmente nos rodean en nuestra vida diaria, que muchos de nosotros desconocíamos… En definitiva me ha encantado esta actividad y ojalá pudiera volver a vivirla porque lo haría no con las mismas ganas e ilusión si no con muchas más”
Ana García García)


 “Mi labor en el Paseo por la Ciencia 2012 de Córdoba, consistió principalmente en la explicación y demostración de las distintas funciones de los robots programables Moway; que fueron las del “defender” (expulsar objetos de un pequeño recinto), “el seguidor de líneas” y su variante de relevos, y finalmente nuestra invención a la que llamamos “lucha libre robótica”, en la que ponías a todos los Moways a luchar entre ellos con la programación del “defender”.
También quiero deciros a los demás alumnos (sobre todo a los chicos), que se animen a ir porque no solo es una experiencia muy gratificante sino que también se conoce a muchas chicas y puede que liguéis…a mi me ha encantado y estaría dispuesto a repetirla cuantas veces fuese necesario. En mi opinión es algo que nadie debería perderse”
(Víctor Muñoz Moreno) 
 “Aprendí algunas cosas, como relacionarme con la gente y ver la cara de sorpresa de los niños cuando les enseñábamos lo que nosotros habíamos estudiado.
La cara de niños, jóvenes, adultos y mayores era sorprendente y gracias a esa cara, te sentías contenta de haber realizado un buen trabajo, era una gran satisfacción…
El estar con los compañeros trabajando y el buen ambiente en el que se estaba también ayudó mucho en este día.
A pesar del cansancio y algunos inconvenientes fue una experiencia muy especial y divertida…”
(Belén Márquez Torres)
 “Para mí fue un buen día acompañada de buenos compañeros y un buen profesor, lleno de risas, entusiasmo y con un poco de nerviosismo al principio.
Aprendimos muchas cosas a la vez que nos divertíamos. Era un continuo intercambio de información y sonrisas. Me encantaba ver cómo los niños se te acercaban y te preguntaban por todo, y cuando descubrían algo sorprendente, te miraban con unos ojos curiosos que te pedían una explicación urgente. También venían jóvenes como nosotros interesados sobre todo en los Moway, el radiómetro y el efecto estroboscópico, al igual que adultos y personas mayores, que muchos al terminar la explicación, nos sonreían y nos desvelaban su profesión.
Habían muchos que decían: Es que yo soy físico. Otros: es que yo soy química. Y tú te quedabas con la boca abierta al saberlo. 
Ha sido algo inolvidable, y ya que el año que viene no puedo ir como participante, iré como visitante. Sin duda alguna…”.
 (María Dolores Medrán)
 “Me sorprendió que  no solo los más jóvenes se acercaban, como yo había pensado, si no que gente de todas las edades desde niños de cuatro años hasta personas mayores disfrutaban viendo nuestros proyectos. A lo largo del día también se  acercaron tres o cuatro familias que después de la explicación me preguntaron si era colombiana me habían reconocido por mi acento, cosa que me asombró mucho.
En conclusión el Paseo por la Ciencia fue una muy grata experiencia que me gustaría repetir, fue muy interesante conocer y compartir con gente de otras partes que también son aficionados a las ciencias. Por otro lado lo que más me gustó, fue saber que estábamos acercando la Ciencia a la gente de una forma didáctica, creando y divulgando la Cultura Científica pues "al carro de la cultura española le falta la rueda de la Ciencia ", y aunque vivimos tiempos difíciles hay que tener claro las prioridades pues la Ciencia es el progreso”
(Ana Isabel Jiménez Ramírez)




Por mi parte, sólo agradeceros vuestro trabajo e interés que habéis mostrado en esta actividad que no olvidaremos.
(Antonio Javier Tamajón Flores)